FELIZ NAVIDAD



En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo. Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba Siria. Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen.

José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada.

Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.

En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche. De pronto, se les apareció el Ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el Ángel les dijo: «No temáis, porque os traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, ha nacido el Salvador, el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre».

Y junto con el Ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ¡Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra, paz a los hombres que ama el Señor».

Después que los ángeles volvieron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado». Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre.

Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y todos los que los escuchaban quedaron admirados de que decían los pastores. Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. Y los pastores volvieron, alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, conforme al anuncio que habían recibido.

Lc 2, 1-20


ACUERDO CON LA OBRA SOCIAL "LA CAIXA"



En la Hermandad del Santo Entierro de Lora del Río dedicamos nuestros esfuerzos a llevar a cabo proyectos que den respuesta a necesidades sociales de personas en situación o riesgo de vulnerabilidad.

Con nuestra ayuda intentamos luchar contra la pobreza y en estas fechas especialmente nos acordamos de aquellas familias que no pueden celebrar la Navidad con la alegría que todos deseamos.

Fruto de esta necesidad, nace el acuerdo de colaboración firmado esta mañana en la oficina de la calle Blas Infante de nuestra localidad con la Obra Social “La Caixa” entre nuestro Hermano Mayor: Francisco José García Oliver y la Directora de la sucursal: Isabel Bravo Álvarez.


Desde la Hermandad del Santo Entierro queremos agradecer a la Obra Social “La Caixa” su colaboración apoyando proyectos en favor de las personas que más lo necesitan.

La Junta de Gobierno

INMACULADA CONCEPCIÓN

El Ángel del Señor anunció a María. 

Y concibió por obra del Espíritu Santo. 


Dios te salve, María.

He aquí la esclava del Señor. 
Hágase en mí según tu palabra. 



Dios te salve, María.

Y el Verbo se hizo carne. 
Y habitó entre nosotros. 

Dios te salve, María.


Ruega por nosotros, santa Madre de Dios. 
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.

Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su pasión y su cruz, a la gloria de la resurrección. 

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén